El sable negro de Mandalore

Mucho se ha especulado sobre los colores de las espadas Jedi, azul guardián, verde consular, amarillo para los centinelas del templo, y la cosa (chuminada) esa violeta que le regalaron a Samuel L. Jackson por arte de birlibirloque o capricho de divo. Que rompe la lógica y la dinámica del universo Jedi, pero bueno, la pela es la pela. Ah, y el rojo Sith, por supuesto. Las diferencias de color estriban en el cristal con el que se construye una espada láser. Excepto el violeta, que va con Photoshop.

Bastante gente ignora que existe otra espada, de color negro y que pertenece al pueblo de Mandalore. A quienes os interese, tenéis que ver, sin falta, Star Wars Rebels y The Clone Wars. Ahí se muestra mucha de la historia de los mandalorianos. No vale sólo con acudir a The Mandalorian, o a la nueva temporada de la serie: es más complejo que todo eso.

Sólo quería dar esta pincelada para que no deis por supuesto todo lo que hemos visto en las pelis. Tanto estas, como las series, han llegado a convertirse en unidades propias y cuasi independientes, por presión de la cronología escogida para mostrar este universo, desde su origen. Por ello, te tropiezas, cada día, con más detalles que cambian tu perspectiva sobre la historia. A mí, me ha pasado, y no puedo decir que esté decepcionado.

Ir al contenido